sábado, 30 de octubre de 2010

Un jardín Zen para romper el día

Didier es un personaje extraño que trabaja con nosotros desde hace cuatro meses. Cada mañana llega vestido como un pincel, me saluda con un beso y se sienta en su mesa sin volver a mirarme en casi todo el día. Yo le suelo hablar pero sólo me contesta con monosílabos, asi que he decidido que nuestra comunicación roce el cero.

La gente especial suele no dejarme indiferente y muchas veces me descubro observándole mientras paso horas en netmeetings. Miro su ropa, su corte de pelo. Se muerde las uñas y al hacerlo cierra los ojos.

Vale. Lo confieso. Me cae bien.

Lo mejor es que hoy, su compañera de mesa, Jeanne la invisible, ha encontrado una cajita envuelta en papel brillante con un gran lazo blanco.

Al abrirlo he visto que era un jardín japonés en miniatura, de esos que tienen arena blanca y un rastrillito. Ideal.

Merci Didier.
Me encanta descubrir joyas envueltas en pedazos de hielo con las uñas mordidas.


12 comentarios:

Lu dijo...

De seguro a él también le caés bien. Me encantan los jardines zen.
Besos.

Jeanne dijo...

Lu
==

¿Verdad qué son geniales?

Me parecen perfectos para estar sobre la mesa del trabajo. Creo que con sólo mirarlos uno es capaz de relajarse de verdad.

El mío es muy parecido al de la foto. Te lo dejo para cuando te haga falta.

Un saludo

Jeanne

Lu dijo...

Muchas gracias Jeanne, lo tomo en cuenta. Coincido con vos, sólo con verlo uno ya se relaja.
Besos.

Mario dijo...

Madre mía, es lo que pasa por viajar a tantos blogs en tan poco tiempo, o rato... que me he encontrado con un par de jardines zen, como el tuyo. O parecidos...

Hace tiempo que no venía por aquí, y empiezo a arrepentirme...

Felices textos, sembrados como jardines zen. E igual de tranquilos...

Un abrazo...

Mario

jordicine dijo...

Si te digo la verdad, un día estuve a punto de comprarme uno. No sé, parece que generan 'buen rollo'. Un beso y hasta pronto.

இலை Bohemia இலை dijo...

Que bonito jardin, plantadito de buen rollo. Me encantó tu historia...
Un beso

Gabiprog dijo...

:)

Y otros que necesitan un bosque para perderse!!

:D

Jeanne dijo...

Mario
=====

Me alegra verte de nuevo por aquí.

Y ya que vamos de jardines zen, pues ....venga, te regalo uno para que te relajes entre libros.

Jeanne dijo...

Jordicine
==========

Seguro que te encantaría tener uno, venga, decídete y un día nos pones una foto de tu adquisición.

En el trabajo son perfectos.

Jeanne dijo...

Bohemia
========

Me parece que mi nuevo compañero de trabajo es como un erizo. Lleno de púas en el exterior para alejar posibles atacantes pero repleto de ternura en el interior.

Jeanne dijo...

Gabiprog
=========

Te imaginas un bosque en miniatura colocado en una cajita sobre la mesa?

Yo me conformaría con un bonsai...con varios, y me perdería entre ellos para jugar con mi jardín japonés.

dintel dijo...

Un regalo delicado.

Blog Widget by LinkWithin