martes, 11 de marzo de 2008

11 Marzo 2006



Mi querido L.

Hoy se cumple el segundo aniversario de tu partida, para no volver....

Pero volviste, quizás transformado, quizás siendo el mismo y vestido con la misma piel.

Gracias al destino que lo hizo posible, de verdad, gracias


4 comentarios:

Frabisa dijo...

El destino alguna vez nos juega una "buena" pasada y nos ofrece una segunda oportunidad contra todo pronóstico.

Aprovecharla y no dejarla perder está en nuestras manos, en nuestra inteligencia, en nuestros sentimientos, nosotros somos los únicos responsables de no malograrla.

un besito

Gil dijo...

Yo nunca creí en el destino...siempre creí en las casualidades...o las felices sumas de pasos que nos llevan a algún lugar inesperado...los encuentros y desencuentros...los anhelos y los deseos...así que cuando aparece la casualidad y uno la reconoce, mejor no dejar que escape...la inteligencia está en no dejarse vencer por las urgencias, los sentimientos en saber reconocerlos a tiempo y decirlo...como siempre digo...que las palabras no sean silencio...De eso hablaba el personaje de Ennis del Mar...que al final sólo puede decir "Jack, I swear..." Alors Jeanne...Welcome L...Bonjour L. de Love, bonjour L. d'Amour...

Mixtli dijo...

En verdad, cuando vuelven es genial... aunque uno ya no lo esté esperando, termina por sonreirse con el destino...
Un saludo!

Adriana Lara dijo...

Bellísimo, femenino, delicado, sereno y triste pero triste bien...

Blog Widget by LinkWithin