domingo, 28 de septiembre de 2008

Sin SETAS no hay paraiso


Recuperadas las fuerzas tras una desconexión total, une "pause" blanqueante y reparadora que me aporta 5 bloques de energía, uno para cada día.


Pero estamos en mi estación favorita, estación de cambios, cambios en la luz, estación de puestas de sol brillantes, de vientos, de lluvias, pero sobre todo estación de setas....


Un bosque, una mañana fria, soleada y la promesa de setas esperando la llegada de mis botas y mi mano. Umm el paraiso en la tierra.


Más tarde las cestas sobre la mesa, clasificar, limpiar y al final, sólo al final, después de la cadena de placeres llega el placer final, cocinar y saborear.


No hay duda de que, al menos para mi, sin setas no hay paraiso....

11 comentarios:

Gil dijo...

Mon dieu...Las setas son mi pasión. Dejando de lado mi total desconocimiento a la hora de recolectarlas, sólo deseo la llegada de esta tu estación para ver los cestos repletos de rovellons, de ceps, de rossinyols de pí...todos esos colores, aromas y texturas resultantes de mil millones de lágrimas de lluvia y del sabor de la tierra al abrigo de los árboles...

Ese sí que es el verdadero regalo de la tierra, el milagroso producto de una invariable ecuación donde la combinación de unos cuantos factores de la naturaleza nos ofrece ese tesoro terrenal, y nunca mejor dicho, que se esconde en bosques umbríos...

Las manos tratarán con el mimo que merece este manjar...

Recordaré siempre los rovellons que me preparó mi añorada María Rosa en Cornudella...Rovellons simplemente a la brasa con perejil y ajo recién picado y un chorro de aceite de Siurana...Productos de la tierra que deparan placeres de divinidad...

AFRICA dijo...

Las setas me gustan muchísimo, pero cuando las cocino siempre se supone que he pasado antes por el supermercado. No se nada sobre recolectar setas y con todas las advertencias que hacen al respecto, sería una osadía hacerlo siendo una completa ignorante del tema micológico. En cualquier caso, tiene que ser bonito pasear pro el bosque disfrutando a la vez que te entretienes buscándolas.

un abrazo

Funcionario's blog dijo...

Hola, Jeanne.

Muchas gracias por tu recomendación de la película "Water" (Agua).

Ya la vi en su momento por recomendación de un amigo. Creo que iba de lo que les pasa a las mujeres cuando se quedan viudas, que prácticamente pierden su identidad social (que sólo recuperan al unirse a otro hombre, que generalmente es el hermano del difunto, o alguna cosa así).

También retrata muy bien lo que son los "centro de internamiento para viudas", con la consecuente destrucción de la autoestima de las allí residentes (baste ver que la "patrona" era una fumadora asidua de opio).

A mí lo que no me convenció fue el final que, dicho sea de paso, es "made in Bollywood". Me alegré mucho de que acabase así, pero conociendo la realidad todos sabemos que eso rara vez suele pasar.

Gran película que recomiendo a todo el mundo, y que te agradezco que me hayas hecho recordar.

PD. Ummmmm... ¡Setas! No hay cosa más rica y nutritiva...

jordicine dijo...

A mí también me gustan mucho las setas, pero las setas, setas... las del bosque. Es que las de la foto se ven alucinógenas! Ja ja ja. A mí me va más el verano que el otoño... que quieres que te diga. Un beso.

eFi dijo...

Que refrescante es tu relato, me transportó a ese sitio lleno de setas y canastas que se van llenando de ellas.
Mi condicion citadina hace que no tenga a mano esos placeres de la vida pero siempre dije que, en mi retiro laboral, me trasladaré al medio de la naturaleza en su estado original.
Besos de que los colores y el aroma de otoño son únicos...

Sensai dijo...

¡Buenísimo el título!

Coincido con todos, me encantan las setas, pero no tengo oportunidad de salir a buscar. Una pena. Te imagino con tu cestita, tus botas y envuelta en un barbour a pisar hojas por el bosque y a cortar con un cuchillo las que te encuentres y para la cesta y la sartén!

P.S.: De paso, gracias a funcionario´s blog y a ti por la recomendación de la peli! :)

Masakoy dijo...

Lo mío es el invierno inviernante, tal vez el otoño o la primavera lluviosa y las setas.... me estoy aficionando. El problema es qeu si pillo una seta venenosa, seguramente sea la última que pruebe, jejeje.

Hasta el infinito y más allá

Edmundo Dantés dijo...

Me confieso también un amante de las setas. Alguna vez fui de paseo, con un grupo de amigos, aun lugar cercano con ese prósito en mente. Recolectar setas, para preparar después una comida.

Fue una experiencia relajante y divertida. Ya no la recordaba.

Gracias por ese brote de memoria.

Saludos! Y que disfrutes tus setas.

irene dijo...

Me gusta el otoño, mucho.
Entiendo poco de setas, alguna vez fui a coger níscalos, riquísimos con patatas, es muy divertido y sano, una lástima que dure tan poco esta preciosa estación con sus bellos colores, sin darnos cuenta tendremos el frío invierno encima, habrá que buscarle su lado positivo.
Un abrazo.

dintel dijo...

Jajajajajaja, genial, genial el post. Yo soy gran amante de las setas...

moderato_Dos_josef dijo...

Setas excelente plato cuando no mortal, por eso tiene doble atracción. Pero he aquí lo que me importa de las setas: en muchos lugares las cogen sin cuidado arráncándolas de cuajo, lo cual nunca debe de hacerse pues conozco lugares en los que antaño, había muchas, por ejemplo níscalos y hoy día apenas encuentras.Por lo demás espero comer unas cuantas este otoño! Saludos!

Blog Widget by LinkWithin