lunes, 9 de febrero de 2009

El fuego ... quema recuerdos


Esta tarde varios camiones de bomberos me han sorprendido al cruzar la calle....


Luces, sirenas, ruido y más ruido me han hecho pensar....

¿y si fuera mi casa la que estaba ardiendo?
¿y si los bienes materiales que dan forma a mi vida desaparecieran víctimas del fuego?


No me hago a la idea de perder mis cosas, libros, fotografías, cuadros, muebles, pequeños objetos comprados alrededor del mundo que forman parte de mi historia, de mi pasado que fue y que nunca volverá a ser.

Quizás debería escuchar a Borges y viajar más liviana de equipaje...pero no se hacerlo... no he llegado a ningún nirvana budista que me permita ese grado de desprendimiento material.

Tendría que nacer y morir mil veces para aprender a no guardarlo todo...estoy en mi vida nº 1 ( o quizás ya he evolucionado algo y estoy en la nº 3). No lo sé.

Me queda un largo camino por delante...

Soy como una gata con 997 vidas por vivir...

9 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Jeanne,

Ten en cuenta que la vida la conforman los recuerdos. Si tienes tantos recuerdos, es que has tenido algunas vidas anteriores. Lo que pasa y pasará en ti es que cada vida es y será mejor que la anteior. Si ahora, con esa mirada, y ese "Blog" tan bien decorado, tienes muchos encantos, ¿qué pasará en tu próxima vida? Pero, viéndote, uno está en la obligación de creer que para tu próxima vida te faltan muchos años y muchos cuadros que pintar.

Felicidades por todo

Frabisa dijo...

Una curiosa reflexión por la que he pasado de puntillas en alguna ocasión.

Es cierto que hoy en día la mayoría tenemos nuestra casa asegurada, sin embargo lo que realmente tiene valor, no tiene precio.

Concuerdo contigo, Jeanne, la parte sentimental de lo que guardo es la que no soportaría perder.

Mira, me has dado una idea, haré un duplicado de DVDS que tengo con fotos y los guardaré en casa de mis padres.

un beso, linda

Nyman dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhh

Ahhhhhhhhhhhhhhh! que bonito blog te has armado!

Wow!

Gracias Jeanne...he recibido tus líneas en el Monsieur aquel y no sabes que gratificante ha sido leerte y además venir y pasearme rapidísimo en tu espacio. Ya lo haré con calma...se ve delicioso.

Y gracias por meterme en tu selecto listado de blogs =o)

Ya interactuaremos...

Un saludote desde Cancún.

Gabiprog dijo...

Ponernos a pensar en cómo nos afectarían esas desgracias es ponernos nerviosos automaticamente, a veces en pensamiento ponemos 'nuestro equipaje' material antes que nosotros mismos...

Un abrazo.

Miss Totem dijo...

Es verdad que nuestro equilibrio emocional se compone entre otras cosas de los recuerdos que tenemos ,de las experiencias vividas. Ciertos objetos que nos rodean estan alli para que no nos olvidemos de algo o de alguien. Es como querer mistificar un recuerdo. Si te lo miras friamente no sirve para nada,porque puedes imaginarte esos recuerdos. Pero el hecho de poder tocar y sentir nos permite creer que ese recuerdo esta mas cerca de nosotros, mas presente.
Cada vez que me he mudado he pasado mas tienmpo decidiendo lo que tiro que haciendo cajas. Soy incapaz de desprenderme de ciertas cosas. Porque como tu dices Jeanne hacen parte de mi.

Saúl dijo...

es cierto que tal vez no deberíamos acumular tantos objetos… pero irremediablemente forman parte de nuestra memoria, de nuestra historia… por eso cuando los perdemos nos sentimos un poco más vacíos…

Blau dijo...

al día de hoy si eso pasara en mi casa solo sentiría la perdida del disco duro y mis fotos, el resto es totalmente reemplazable.

Un beso

caleidoscópico dijo...

estimada J.

gracias por aquel comentario en el blog de mi amada Lotte...fue ella quien ha rectificado las líneas de mis manos con su irrepetible e inconfundible magia... y como te decía allí también, gracias por acompañarla y animarla...

con respecto a los recuerdos, el peor fuego es el que quema el de nuestro interior...

uno de mis mayores grandes tesoros materiales, además de mis Vans HOSOI, legendarias, que caminaron por el mundial de Alemania 2006 y ese dibujo japonés, que me ha regalado mi princesa, en aquella visita al museo de Van Gogh en Amsterdam, es sin dudas un set list ORIGINAL de mi primer concierto de PEARL JAM, banda que ha marcado mi juventud allá por los 90´s y que aún hoy lo sigue haciendo (de hecho ahora suena BETTER MAN, ELLA recordará que pasó cuando comenzaban sus dulces acordes en el concierto de Madrid...)

ese set list fue parte del decorado de una casita soñada, pero que ahora lamentablemente duerme junto con otros recuerdos en un estuche en un garage de buenos aires...cosas de la vida...(y del maldito destino...)

sin dudas, que todos esos recuerdos son únicos e irrepetibles, y para cada persona pueden ser de los más variados, y seguramente que habrá gente que no entienda el motivo de cada uno para llevar a conservarlos con el paso del tiempo...

más únicos e irrepetibles lo son todavía cuando se quedan atesorados en nuestra memoria y viven por siempre con nosotros, más allá que suceda un incendio o un robo o una maldita mudanza...siempre estará ese recuerdo grabado en lo más profundo de nuestro ser...y si ese mismo recuerdo, se queda en la mente de otra persona que llegó a interpretar y valorar aquel recuerdo, más todavía...habremos triunfado...

me alegro haber compartido este pedacito de mundo contigo, que sin dudas, también formará parte de aquellos recuerdos alguna vez...pero a diferencia tuya, ahora mismo me estoy gastando mi última vida felina...

un abrazo fuerte, "my hole life, like a picture on a sunny day..."

dintel dijo...

Siempre estoy reeducándome e intento no ser esclava de mis objetos.

Blog Widget by LinkWithin