miércoles, 11 de febrero de 2009

Gente a contracorriente


Me gusta ver que hay gente que nada a contracorriente....

De visita en casa de Sandrine, he subido 5 pisos por las escaleras y en cada planta me he llevado la misma sorpresa....

¿los vecinos no se han dado cuenta de que ya no es Navidad?

Al llegar a la buhardilla, en lugar de quejarme por la falta de ascensor (comentario típico en mi persona) sólo he preguntado ¿qué les pasa a tus vecinos? ¿están vivos?

La explicación de Sandrine ha sido tan extraña como clara. Todos los ocupantes del inmueble (menos ella) han decidido luchar contra la crisis y han vuelto a colocar los adornos de navidad en las puertas.

Han decidido olvidar que el mundo no es de color rosa...han decidido volver a la Navidad y quedarse allí hasta que el mundo empiece a cambiar y se esfume esta crisis...

Adoro a los vecinos-avestruz de ese viejo edificio...yo también quiero vivir allí...prometo no protestar a cada peldaño...

Seguro que si me conocieran sabrían que soy una vecina-avestruz perfecta y me adoptarían rápidamente....

8 comentarios:

caleidoscópico dijo...

me encantaría poder volver a la navidad, y aceptar la invitación a esa cena, me parece justo tener que subir esos 5 pisos!!!

qué bueno que haya gente que piense como esos vecinos, me viene a la cabeza que muchos empresarios/gobernantes deberían tomar el ejemplo...

un abrazo

Stocker Astrid dijo...

Genial! también me mudo....

dintel dijo...

Me encantan este tipo de cosas. Ha debido ser chula la ascensión.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Yo también quiero vivir allí, y así.

Saúl dijo...

también estaría bien disfrazarse y convertir todo el año en un continuo carnaval…

LA CALLE VACÍA dijo...

Repasando mis entradas he visto que me visitaste, siento no haber venido por aqui a leerte, no solo por devolver tu visita sino por como escribes, me he perdido hasta ahora un buen blog…pero eso tiene remedio, leerte y volver.
Me ha gustado tu entrada un beso.
P.D. La foto de la tienda es preciosa ;)

Frabisa dijo...

Una idea mágica, en verdad.

Me sorprende que haya personas con esa inventiva y optimismo.

Ayer tuve un pensamiento parecido al tuyo al ver un escaparate con motivos navideños, pensé "qué dejadez", a lo mejor les pasaba como a los vecinos de ese inmueble.

un beso

jordicine dijo...

Pues me parece sensacional! Yo un día escribí un post sobre unos tíos míos que celebraban la Navidad en agosto. Con esto de lo digo todo. Besazo.

Blog Widget by LinkWithin