viernes, 3 de abril de 2009

No es un seductor pero me encanta


Sueños de un seductor, una joya del cine, un monumento de Woody Allen al humor con el que he pasado momentos absolutamente deliciosos.


Me gusta este director, me gusta todavía más como actor, no puedo evitar morirme de risa con sólo verlo en pantalla.


Me gusta su personaje, el consumidor eterno de psicoanálisis, el hombre aterrorizado por la muerte, la enfermedad y por una larga lista de temas que le dan un toque que me fascina.


Es un poema de hombre. Me hace reír como nadie. Me encanta.

3 comentarios:

Caminante dijo...

Está claro que hay muchas formas de seducir, y el humor, sin duda, es la mejor y la más inteligente de ellas.

El pequeño y neurótico Allen, es un genio, no sé hasta donde en la seducción, pero en la ironía y el humor, es indiscutible.

Un besazo.

dintel dijo...

No puedo decir que me encante aunque le reconozco su genialidad.

Gabiprog dijo...

Desbordante de genialidad!

Blog Widget by LinkWithin