lunes, 25 de enero de 2010

A mi primo Diógenes le gustan los libros



Era una antigua biblioteca, un lugar para sentarse, abrir un libro y empezar a soñar.

Fueron muchos los que desde allí conocieron otras vidas, vivieron en otros lugares, experimentaron grandes dramas, maravillosas historias de amor. Durante horas se olvidaron de lo que eran y fueron lo que alguien tiempo atrás escribió.

Pero dicen que el tiempo es el olvido, y lo que ayer fue un paraíso de libros hoy se ha convertido en un cementerio.

Hace unos días mi primo Diógenes descubrió este lugar y se le cayó el alma a los pies. Se agachó, la recogió con cuidado y tras metérsela de nuevo allí donde estaba tomo una decisión.

Como su casa era pequeña y no cabían tantos libros decidió mudarse a la biblioteca abandonada. Ahora vive allí, y ha empezado a poner orden para dar forma al abandono en la estación donde comienzan los sueños.

En vacaciones iré a ayudarle. Somos familia, yo también soy una Diógenes.

14 comentarios:

dintel dijo...

Vaya familia!!!

Rocío Márquez dijo...

Pero... ¿se los ha leído todos? no me lo creoooo ;)
Bonita entrada y todos llevamos un Diógenes en alguna parte porque todos tenemos algo que poner en orden en nuestras vidas.
Un beso.

Absurda Mariposa Soñadora dijo...

Yo también, yo también soy una Diogenes, y los más importante, soy Amante de la Literatura. Qué dolor, cuánto libro enfermo! Me encantaría sanar toda esa literatura moribunda que se pierde sin que la inmensa mayoría la aprecie y se percate de su muerte.

De cenizas dijo...

¡Tenéis faena!
¡Vivan los Diógenes!


besos

Blau dijo...

Vaya con la familia Diógenes! :o)

Ico dijo...

esa es la imagen del paraiso para mí esa inmensidad de libros antiguos y tiempo para leerlos y cuidarlos.. me encantaría hacerlo... tienen mayor encanto y atractivo que los libros nuevos en las estanterías del corte inglés...

Delgaducho dijo...

Señora Jeanne, e de decir lo mismo, me encantó el post no asi el crimen que muestra la imagen, dios, miles de sueños entremezclados finales felices mezclados con llantos amargos...en fin...
Gracias por el comentario.

Asturiela dijo...

wow. veo una imagen decrepita. un crimen. vidas tiradas, aventadas. la voz del mundo callada a fuerza.
que bueno que le ayudaras.

lo mejor de los saludos.
te sigo.

Shinta dijo...

Uala!!!! vaya desorden.
Pero no se tira ni uno, eh!!

Caminante dijo...

Como casa la veo bastante apañada, me gusta la decoración, la verdad, a lo sumo está un poco desordenada..., pero al fi y al cabo no lo está más que mi cabeza, así que, si tu primo se va, la ocupo yo.

Besos.

Mario dijo...

Por una causa así también soy un Diógenes.
Y por un texto así, no sé qué daría.

En la sencillez está la elegancia. O, mejor, en la sencillez de tu entrada, habita la elegancia.

Abrazos.

Luis dijo...

Felicidades y exito en su empresa, nada más importante que salvaguardar ese patrimonio.
Un abrazo.

Lu dijo...

x Dios Jeanne! q pasó en ese lugar? Cómo llegó a ese estado?
Alabado sea tu primo. Sólo una gran persona hace lo q él (y vos x extensión familiar y amor a los libros).
Si estuviera en mis posibilidades me tomaría un vuelo sin pensarlo.
Hermoso, hermoso, hermoso querida. Desde aquí todo mi apoyo. Quedará hermoso.
Saludos argentinos.

Sandra dijo...

Creo que conozco a un pariente tuyo! Es más, hace poco se quitó unos cuantos libros de encima, dándomelos a mí en guarda -seguro que hizo ese buen acto antes de tirarlos a la basura- :):):)

Blog Widget by LinkWithin