viernes, 22 de enero de 2010

Un Scriptorium propio, por Jeanne Woolf



No es fácil encontrar un lugar cómodo para sentarse a escribir, cuesta un gran esfuerzo abandonar la comodidad de un gran sofá, y el triunfo de la horizontalidad para caer en las manos del numero cuatro dibujado con nuestro cuerpo.

Pero he superado la sensación de estar descolocado, fuera de sitio, incómodo y debo confesar que:

Ya
tengo
mi
Scriptorium

Un gran mesa rectangular, una ventana, una fuente de calor en la espalda et voilá, le miracle....estoy deseando volver a sentarme.


Me siento como Virginia, ella tenía su habitación y yo tengo un scriptorium propio
.

15 comentarios:

Caminante dijo...

Es algo muy especial tener un lugar donde escribir, por mucho que con esto de los netbook, minibook y demás, se desvirtúe eso de la mesa, el cuaderno y el bolígrafo propios..., ya se escribe hasta recostado en las camas de los hoteles, pero tener un rincón propio y con encanto como ese scriptorium tuyo, sigue tenendo un encanto diferente.

Besos.

Caminante dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bohemia dijo...

Para quien disfruta de la escritura un lugar así es un regalo...

Rocío Márquez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rocío Márquez dijo...

Pero no olvides que esa habitación propia también está dentro de tí.
Un beso.

Shinta dijo...

Calor trasero, ventana al mundo, manos y ojos.

Felicidades!

Mª JOSE dijo...

Me encanta tu sitio de escritura..de tomas maneras..da igual el sitio donde lo hagas,porque lo haces genial.
Mj

Belén dijo...

Pues no tenga más que felicitarte!

Yo tengo mi espacio en mi casa y fuera de ella ;)

Besicos

Blau dijo...

Jeanne, yo estoy en la busqueda!

Un besin

moderato_Dos_josef dijo...

Felicitaciones Jeanne. me guataría encontrar algo parecido.
Un beso!

virgi dijo...

Lo veo demasiado abrigado...¿funcionará bien la estufa?

Besos a ambos

Saúl dijo...

creo que tengo uno de los escriptorium más incómodos del mundo..

SIB dijo...

Tambien yo he conseguido mi mesa-refugio...y es un enorme placer, lo aseguro.
A veces cunde y podemos extendernos y otras simplemente nos deleitamos lánguidamente entre palabras de otros.
Un beso

Luis dijo...

Con lo pequeño que son los departamentos actuales cuesta hacerse de un rincón propio, yo el mío lo comparto con el computador y la mesa de diario.
Un abrazo.

dintel dijo...

Para mí es importantísimo tener tu lugar.

Blog Widget by LinkWithin