domingo, 7 de marzo de 2010

A los que escriben en los bares



No hace falta que sea un café clásico con historia, no es necesario que alguna de sus mesas haya sido utilizada habitualmente por un escritor consagrado...

Me gusta encontrarme con gente que escribe en los bares, en los cafés, en locales refinados y en restaurantes de comida rápida. Sea donde sea pero fuera de casa.

Pero no sólo me gusta ver, me gusta formar parte de ese grupo de localizadores de inspiraciones, de tiempo y palabras encadenadas en los sitios más insospechados.

11 comentarios:

Ico dijo...

Cuando el deseo me arrasa lo hago en cualquier parte, incluso en los bares.. saludos

Caminante dijo...

No es de lo más habitual para mí, aunque alguna que otra vez sí lo he hecho, e incluso también he aprovechado algún rincón en algún banco de un parque..., tiene ese punto bohemio que lo hace interesante (aunque no contagie necesariamente lo que se escribe)

Besos

Blau dijo...

Jeanne, ayer estaba en un bar comiendo y justo a mi lado se sentó uno, uno de esos que escriben donde sea, quizás escribió algo sobre nosotras y nuestros bocatas :oP

Besos

Belén dijo...

Tuve una temporada que mi mejor sitio de inspiración era un bar al lado de mi trabajo...

Besicos

De cenizas dijo...

Es un placer... en el metro, en un parque, en un bar... yo siempre llevo una libretita, por si....



besos

Alejo dijo...

No me queda más que brindar por ello: bien dicho!
Saludos

Gipsy Rose dijo...

Hay pocas cosas que inspiren más que una cafetería perdida... con una taza de café, un cigarro y un ambiente relajado... Y aunque generalmente cuando escribo lo hago en casa, recreo ese lugar, con mi café, mi cigarro, música de Marisa Monte y un poco de incienso... es raro si no me visitan las musas con tantas facilidades como les pongo... ;)

Espero que esté todo bien.

Gipsy

Hache dijo...

Los que leen o escriben. Me gustan. De primeras me caen bien.

Ah, la prensa deportiva no cuenta.

:-)

Shinta dijo...

Jeanne,
Nunca estoy por aquí los viernes, así que aprovecho hoy para desearte buen fin de semana.

Saúl dijo...

qué mejor escritorio que la mesa o la barra de un bar...

Gil dijo...

Solía ir al Café Bellas Artes en algunos viajes en Madrid, porque para mí que me incite a la escritura debe ser un café antiguo, con poca gente, sin humo, donde pida un cortado y un agua con gas, saque mi pluma y el cuaderno y empiece a escribir primero ideas sueltas para ir luego encadenando palabras...ciertamente la velocidad de la mente se ha acostumbrado a la del teclado, pero ver la tinta azul deslizarse sobre el papel es un placer raro, y por lo tanto, exquisito y digno de formar parte de los marcos ideales donde dejarse llevar...

Blog Widget by LinkWithin