jueves, 27 de diciembre de 2007

Fiebre.

Fiebre y humedad en mis huesos.
Llevo diez dias intentado salir de este estado de malestar corporal.
El frío me cogió por sorpresa una tarde de principios de diciembre, he pagado mi imprudencia de correr por las calles de esta ciudad, correr para sentir que puedo atrapar mi tiempo, y sorprenderlo.
(la próxima vez cogeré prestada la bicicleta de Paul).

Es curioso como nuestra mente es la que más se tormenta en estos estados. El control físico que ejercemos sobre nuestra mente se desmorona por completo, y se abre la caja de Pandora con todo el carnaval de lo Dantesco. En mi caso fué la ciaccona de Bach. por las noches, mañanas y tardes, en mi viaje alucinante y febril, solo oia esa música y mi lucha por vencerla. Atrapado en esa armonia, el tema, las variaciones, los arpegios, los acordes, y vuelta a empezar, y así infinitamente hasta el agotamiento. Aún ahora, no consigo sacármela de la cabeza.

Vino Solange.
Me cuidó, insistió en que me tomara una sopa milagrosa, trajo fruta, aireó la habitación, me contó cosas de la escuela, y no paró de hablar.
Aprecio a Solange, pero desde final del curso pasado cuando le dije que lo nuestro solo podía ser amistad, parece que se le olvidó por completo esa conversación en su memória. Actua igual, me mira demasiado, me peina ese mechon que tapa mi ojo, se perfuma en demasía. Espero no tener que evitarla, me gusta esa mujer, pero no quiero que se haga ilusiones y tampoco quiero aprovecharme de eso.
Eso sí, trajo unas flores preciosas. Tiene buen gustó en eso.

Me contó no sé que de un proyecto con los de Arte.
Un espectáculo de música contemporanea y escenografias diferentes.
Me gusta la idea. El arte es global y hay tanto por decir, limpiar y dignificar.
En el Teatro de la Ópera solo programan a los italianos i operetas vienesas de tres al cuarto.
Nadie se atreve a desnudar la verdad?

Uf, empiezo a divagar y debo centrarme en el examen técnico de fin de trimestre.
Dejaré esos pensamientos para más tarde.

1 comentario:

Solange dijo...

Hola Marcel,

Soy Solange y he leído tus comentarios...
A pesar de lo que pudo pasar, a pesar de que pude interpretar mal tu amistad, tus llamadas, tu preocupación, ahora quiero ser tu amiga, sólo tu amiga,de verdad, nada más ( y nada menos ;-) )

En relación a tu actual amante obsesiva, la Chacona de Bach, te dejo aqui unas palabras que dijo Bramhs sobre esta pieza:

La chacona BWV 1004 es en mi opinión una de las más maravillosas y misteriosas obras de la historia de la música. Adaptando la técnica a un pequeño instrumento, un hombre describe un completo mundo con los pensamientos más profundos y los sentimientos más poderosos. Si yo pudiese imaginarme a mí mismo escribiendo, o incluso concibiendo tal obra, estoy seguro de que la excitación extrema y la tensión emocional me volverían loco.

=================
Espero que pronto te recuperes, que tu fiebre vaya descendiendo...

Solange.

Blog Widget by LinkWithin