domingo, 9 de noviembre de 2008

Un salón lleno de piedras ...blanditas


Volver a casa después de todo el día fuera ...
...es un momento agradable, muy agradable.

Quitarte la ropa de calle y envolverte con tejidos cómodos e informales es un pequeño gran placer del que podemos disfrutar cada día.

He descubierto que un salón o dormitorio lleno de piedras puede ser mucho más delicado de lo que aparenta.....menos frío y muyyyyy suave.

Son piedras blanditas, hechas con lana...una idea genial de la diseñadora francesa ( Stéfanie Marin) .

Si pudiera comprarlos me haría un lecho de río en el salón y otro en el baño y alguna cómoda composición para el dormitorio, en un rincón...




Adorable !!

11 comentarios:

Sensai dijo...

¡Que gran idea! Las piedras de río son relajantes, magnéticas, cálidas.

Hay una funda de nórdico con estas piedras de estampado y cuando te cubres con ella tienes la sensación de estar en medio del agua, con pinos alrededor.

carmncitta dijo...

es lo mejor del día, llegar a casa y ponerte ropa cómoda.

Me encantan las piedras, a simple vista no parecen blandas y cálidas, eh

Dejavù... dijo...

piedritas! mm que bonitas , recuerdo un rio totalmente seco y con aroma a cielo sin censura.

Un besito!

Blau dijo...

wwwoowwww que bien se ve eso.

Un besin de inicio de semana

Frabisa dijo...

Uhmmmmmmmmmmmmmm, que jugosas se ven.

Realmente llegar a casa, despojarse de la ropa, ponerse otra más flojita y cómoda es, como bien dices, uno de los grandes placeres del día.

Disfruto muchisisisisimo en mi casa, así que entiendo perfectamente lo que dices.

un beso, de domingo-casero

Gil dijo...

Lo de llegar a casa y cambiarse de ropa...tengo una deliciosa manía...me gusta ponerme un jersey que tengo...muy viejo...con las mangas largas...esta mañana tenis a las nueve...y el resto del día holgazaneando con voluptuosidad en el sofá...viendo "Pride and Prejudice" - la versión de la BBC...-....una historia deliciosa que me habría encantado ver con todas esas piedras de tela...

eFi dijo...

Mmmmm...como añoro eso de llegar a casa a una hora potable y ponerme cómoda disfrutando del simple hecho de estar ahi.... espero recuperar ese hábito.

Besos de que con esas piedras debe ser de maravillas....

jordicine dijo...

Una idea fantástica! Son preciosas. Menudo descubrimiento, Un beso.

Saúl dijo...

seria genial tropezar con esas piedras…

Bohemia dijo...

La verdad es que se ve muy bonito, cálido y agradable...descansar entre piedras...¿quien lo diría sin ser Fakir?

Masakoy dijo...

Genial la idea de las piedras... voy a ver si me ahcen lo mismo con las piedras de los riñones.

Hasta el infinito y más allá

Blog Widget by LinkWithin