miércoles, 9 de julio de 2008

La promesa de una sonrisa no esperada



Hoy
algo
me
ha
sorprendido.

Y
no
era
la
primera
vez.




Me fascinan las sonrisas escondidas en rostros enormemente serios. En esas caras con semblantes muy apagados, con ojos profundos escondidos en el fondo de sus cuencas.


Son caras que no avisan. De esas en las que no intuyes la promesa que llevan escondida.




El personaje con el que he tratado hoy es así. Es real. Es sumamente inteligente.No tiene una belleza especial. Más bien todo lo contrario. Cuando está concentrado, y habla, y cuenta, sólo transmite una seguridad aplastante. Pero nada más.
Entonces sólo veo al profesional, al hombre ciencia. Hombre seco. Hombre gris.


Sin embargo, cuando sonríe...se abre la caja de Pandora. Todo se ilumina a su alrededor. Su cara se transforma. Su dulcifica de tal manera que dejo de escuchar lo que dice. Empiezo a ver al hombre desprovisto de su disfraz. Al hombre tierno y suave y sensible que sin duda lleva dentro.

No puedo evitarlo.
Me quedo con las sonrisas impregnadas en mi retina.
Sus dueños se van y vienen, pero, su sonrisa ... sin duda se queda conmigo.

6 comentarios:

eFi dijo...

Que bello es quedarse con las sonrisas impresas en la retina!!! sobre todo cuando vuelves a ver a la persona que la obsequió y, por más serio que se ponga, te lo imaginas con ella puesta...
Besos sonrientes...

Blau dijo...

Hola, gracias por la visita y eres siempre bienvenida. Decirte que tu Blog me ha encantado, me da la idea de ver el mio como lectora ( no lo digo por el contenido, que el tuyo es muy bueno, lo digo por los colores :o)

me convierto en lectora, que lo sepas.

Un beso.

Masakoy dijo...

Te dejo mi mejor sonrisa, sincera y nacida en el alma, para que, junto a las otras, coloree tu retina.

Hasta el infinito y más allá

Sensai dijo...

Que bien has descrito esa sonrisa imprevisible y llena de luz que nos regalan algunos.

Me encantan sonreir y la gente que se quita máscaras sonriendo.

Besos y sonrisas :)

SOMMER dijo...

Vaya, quien fuese portador de una sonrisa así....

Besos Jeanne, y sonrisas...

SIB dijo...

Nada hay más gratificante que el gesto de una sonrisa o el recuerdo de ella, es verdad que esa imagen se queda fija en nosotros para el resto...
No es tiempo de demasiadas sonrisas para mi, pero aún en estos momentos intento ofrecerlas a los demás, creo que debiera ser obligatorio ¡¡

Muchos besos y sonrisas

Blog Widget by LinkWithin