martes, 29 de julio de 2008

Le Baiser de l'Hotel de Ville



París, 1950, un fotógrafo, Robert Doisneau, recorría las calles para hacer un reportaje en imágenes con el tema Amor en París....

Entonces observó a una pareja de enamorados besándose en un café y les propuso una actuación en la calle.


Jacques Carteaud y Françoise Bornet se colocaron delante del Ayuntamiento y así nació la más célebre fotografía de un bEso beso BesO BEso besO.....


La relación entre ambos no duró más que unos meses, pero en la historia quedará para siempre esta instantánea.


El amor
L'amour
En París o en cualquier lugar del mundo


Amor de amantes, amor de desconocidos, amor de amigos y enemigos, amor pasión, amor total o parcial, amor de película o de cuento, l' a-m-o-u-r

8 comentarios:

Masakoy dijo...

El amor está en todas partes, aunque no lo veamos... o eso dicen. Dejémoslo en que hay amor en el mundo.
Hasta el infinito y más allá

Sensai dijo...

Oh l´amour! Es un topicazo, pero París siempre me ha sido propicio para el amor.

Y el beso ... por algo se le llama "beso francés" al beso beso.

Que tengas un día lleno de besos, yo te dejo uno!

Gil dijo...

Obviando el hecho de su fama, la foto del Beso de Doisneau que Jeanne
cuelga y comenta en su blog...y que yo tomo prestada para el mío,
es sensacional, no tan sólo por lo que representa, sino por cómo el fotógrafo fue capaz de captar el movimiento de todo lo que rodea a la pareja, que con un beso congelaron el tiempo y lo hicieron eterno.

La gente aspira - todos aspiramos - a encontrar un amor verdadero, y a ser posible, perdurable. Pocos lo consiguen, porque eso sí que sólo lo dice el paso del tiempo. Las historias que se cruzan y que deciden caminar de la mano pueden optar en algún momento por tomar direcciones opuestas, o simplemente paralelas...pero ya no unidas.

Pero lo que sí es eterno es este beso, ese beso que detuvo el tiempo de un día cualquiera ajetreado, donde todos se mueven, hasta se percibe el movimiento del hombre sentado en la mesa del café observando...pero si uno se fija bien, verá que el gesto de la mujer, ligeramente inclinada hacia atrás, receptiva, abandonándose a ese placer momentáneo y callejero de besarse con un hombre apuesto de pelo revuelto tiene todo el encanto del que hablaba Milan Kundera...el encanto del gesto...Este lo es...porque pocas veces se ha reflejado algo tan cotidiano con tanta elegancia, belleza y vida.

Un momento de un pasado que sigue ahí...lo único capaz de cazar el presente: una imagen...

Feliz verano ;-)

Frabisa dijo...

No se me ocurre nada más romántico y sublime que un beso de amor en Parísssssssssssssssssss.

Lo que pase después....es lo de menos.

Gracias, Jeanne por este magnífico reportaje, ha sido un lujazo.

un beso

dintel dijo...

Todo es finito. Es lo bueno que tiene la vida.

ANA PÉREZ dijo...

Siempre me encantó esta historia... Genial!!

Blau dijo...

Esta historia no la conocía, sabia de una parecida. Un soldado besando a una chica y zuazzz la famosa foto de Alfred Eisenstaedt.

Y para seguir a tono, te dejo un beso azul muac

Masakoy dijo...

Te digo, te cuento y te comento... para colocar un video en tu blog desde youtube solo tienes que mirar a la derecha del video, donde pone EMBED copias el código que hay en la cajay lo pegas en tu post en modo HTML y ya está. Por lo general ese código te aparece en todos los sitios que tengan videos.

Abracetes chica chic

Blog Widget by LinkWithin