martes, 7 de julio de 2009

Demasiado café ... me mata



Debo confesar y confieso que las justas medidas no forman parte de mi particular cinta métrica.

Hago uso y abuso del café, café completo, siempre largo y en vaso aunque el vaso no siempre sea de cristal. Café aguado y con sacarina. Una inmensa bañera de acuoso y negro elemento decorado con un polvo blanco menos sano que el sencillo y calórico azúcar.

Hoy el no límite me ha dolido. Presión, opresión, nerviosismo calmado y asfixiante.

Mañana voy a practicar el número pato...serán 2 como máximo.

Prometido. Me lo prometo. Te lo prometo.

Jeanne ....in too much coffee world

14 comentarios:

Bohemia dijo...

Té lo prometo...
:)
Me gusta el café como a ti, casi siempre en taza y tibio...

A dijo...

Veremos cuan fuerte eres (tú, no el café)

Yo lo tomaré sin sacarina,amargo, como la vida.

Besos adictos sin medida
A.

Ramiro Valda dijo...

Personalmente no hay nada que me incentive más, a conversar sobre el futuro... a escuchar... analizar y compartir, que una taza de café negro... ahora he aprendido sustituir (la mayoría de las veces) el café con algún te de guaraná o de frutas... también funciona... te pone un límite... promesa.

dintel dijo...

Mi vida de excesos concluyó hará dos años. Ahora he descubierto la armonía del equilibrio y es mucho más genial que la del exceso. Aunque considero que en la vida se debe pasar por las máximas etapas posibles, siempre que no vayas encontra de tu propia coherencia.

mas de mi que de... lirio dijo...

Yo como no soy buena para las promesas me he pasado al descafeinado jajaja
No es lo mismo pero...

Besos desde mi alma.

Gabiprog dijo...

Sólo dos?

Hmmm... animo!

;)

Nyman dijo...

Ay a mi me encanta el café FRIO!!! FRAPPÉ!!!!!! jeje...

Pero todo lo que le ponen encima como aderezo es MORTAL!

Placer culpable, querida Jeanne.

Te mando un beso (aséptico) jaja

Hache dijo...

Jeanne, soy café adicta ... negro, muy negro, expresso a ser posible, con una pizca de azúcar (empieza a gustarme sin nada), fuerte, con aroma ... pero mi adicción me lleva a beberme al final cualquier cosa parecida que tenga delante, hasta el de los aviones me bebo.

Hace poco decidí (por salud) bajar el número de cafés diarios. Y lo hice. Ahora solo tomo 5.

2???? Te haremos compañía. Lo vas a necesitar.

:-)

Blau dijo...

Jeanne, tu puedes, y si no, tranquilaaa, no pasa nada.

Besosss

estrogenonicotico dijo...

Café ambrosía de los Dioses... 3 están bien, no hay por qué torturarte...

Beeril dijo...

Yo dos, con leche y azúcar... Ni uno más!

Besos!

SIB dijo...

Expresso, apretadito, cortado cn leche fria y a ser posible descremada, siempre lo mismo pero es que es como ritual. Yo le debo ese subidón que me proporciona que me hace sentir bien en algunos momentos, pero como tú he bajado algo el nivel cuatro en vez de ... yo que sé cuántos¡¡
Un besito adicto tambien

Caminante dijo...

No te prometas ni prometas nada, bebe café, té o lo que te apetezca, o no lo bebas, pero no por compromisos, si no por que te dé la gana..., y haz de la taza de café un símbolo de la libertad..., y ya puestos ¡toma azúcar!, que el terrón será toda una revolución...

Besos manifestantes

Lupe dijo...

Bebida mundialmente consumida en todas sus variantes a lo largo y ancho del planeta. Caliente, frío, con azúcar, edulcorante o solo. Fuerte o suave, cortado (con un corrito de leche) o lágrima (leche con un chorrito de café. Con ingredientes (léase licores y otras bebidas alcohólicas). Para acompañar, para no dormirse y esperar, para estudiar toda la noche, para hacer una confesión o por el simple hedonismo de disfrutar los placeres gustativos tomándonos cinco minutos.
Saludos argentinos. Lupe

(hace bastante q sigo el blog pero es la primera vez q ingreso un comentario)

Blog Widget by LinkWithin