martes, 4 de agosto de 2009

Ancianos todavía trabajando



Hoy he visto una escena dentro de las calles de la realidad y no a través de las pantallas de la ficción. Una escena que me ha tocado más allá de la piel.



Una señora muy mayor, con cara de anciana, con cuerpo de anciana, con una bata azul y colocada al lado de un escaparate. Con un trapo en una mano y un bote de limpiacristales en la otra.


A duras penas conseguía extender el brazo y a duras penas mayores lo pasaba por los cristales de la tienda. Al otro lado del cristal colecciones de gafas graduadas y de sol miraban atónitas la escena. Creo que hubieran preferido el cristal sucio.

He querido pensar que la tienda era de su hijo, que lo hacía por gusto aunque éste no se le viera en la cara, que no era su trabajo, que ella llevaba años jubilada pero que esta mañana quería sentirse más útil.

De haber tenido más valor...ese cristal lo hubiera limpiado yo.

13 comentarios:

A dijo...

Pocas cosas me parten tanto el corazon, como las circunstancias duras de un anciano.

Mas bien, nada, Jeanne.

Besos llorosos
A.

Ico dijo...

A veces lo que más nos duele es nuestra imotencia por no poder hacer nada ante esas situaciones... quizás pensamos, sea la madre del dueño que no se sabe estar quieta. Mi madre con ochenta tiene más energía que yo...o tal vez...

TARA dijo...

Lo cierto es, que aunque nos gustaría pensar que es esa madre inquieta, sino ella, cualquier otra seguramente este igual, y no sean precisamente ancianas con ganas de pasar el rato limpiando cristales.

pyxis dijo...

Uff, me recordaste a las mujeres mayores, muy mayores, que en mi pueblo las veía a las 7 de la mañana en bus para ir trabajar a casas de familia.
Eso es muy duro, más bien que una quisiera quitarles esa carga y realizar su labor.
Besos del norte que el año pasado fueron del sur.

Ramiro Valda dijo...

Jeanne... en mi país (Bolivia) esa dura realidad cubre día a día las calles de las "principales" ciudades... día a día esta realidad me cubre de impotencia y frustación... unirse y hacer un poco cada uno(a) para reducir esta realidad es labor de todos.
Gracias por sentir y compartir !!!
Saludos.

Bohemia dijo...

Hay cosas que duelen y yo viendo esa escena a través de tu ojos lo sentí...

Frabisa dijo...

Y más escenas así veremos de ahora en adelante. Cuando cada día acaricio más la idea y cuento los años que me quedan para jubilarme a los 60 años, se comienza a hablar con insistencia de la obligatoriedad de trabajar hasta los 70.
Los políticos hablan de que no sé que régimen de pensiones, de no se podrá sostener tantas jubilaciones y bla bla bla.
Y yo que trabajo comodamente en una cómoda silla y con calefacción, suspiro con agobio.
Al tiempo pienso en todas esas otras personas cuyo trabajo es penoso incluso para quienes tengan 40 años, ¿cómo van a soportarlo hasta los 70?
Yo también, Jeanne hubiese tenido tentación de coger el trapo y limpiar ese cristal, es realmente penoso.

un beso

fernando megias dijo...

Pienso que el progreso de un país se mide principalmente por como trata, sobretodo, a sus niños y a sus ancianos. Me refiero al progreso moral, claro.
Por como describes la situación más parece la necesidad de sobrevivir que la inquietud de sentirse útil. Saludos

Blau dijo...

Jeanne, sin comentario!

Un besito

dintel dijo...

O yo.

LA CALLE VACÍA dijo...

Esas escenas, más comunes de lo que nos imaginamos, son las que me duelen de verdad, que construyan pisos para jóvenes y que a los mayores como no dan nada y si que reciben las muchas veces míseras jubilaciones no les ayuden me asquean...
Un placer mi querida J entrar en tu pagina, nos leemos en septiembre. Un beso baturro.

baldufa c'est moi dijo...

y los que van a haber....

Caminante dijo...

El trabajo dignifica, que decía aquel..., pero sólo algunos, sólo a algunos, sólo en algunas condiciones, sólo hasta determinados límites..., demasiadas excepciones, ¿no?

Sin duda la imagen es dura, y lo que tú has captado es penoso, sólo queda esperar que tu deseo fuera cierto o que, y sería mejor aun, esa mujer (anciana) no lo sienta así.

Besos prejubilados

Blog Widget by LinkWithin