sábado, 15 de agosto de 2009

Tengo una joya que late


Tengo una preciosa joya dentro de mi. Es un mecanismo preciso y maravilloso que me permite seguir viva. Mi corazón.

Es un cuatro piezas con habitaciones iguales dos a dos. Es mi inyectora de sangre particular. La que me mueve a mi. La que a cada contracción me da la vida.

Tu tienes otra igual. Parecida. Quizás más sana.

Sólo los románticos la usan también para el amor. Aman con el corazón y no sólo con el cerebro.

Salgo de viaje, de nuevo, y de nuevo me llevo mi joya puesta. No cualquiera puede verla, está escondida y quizás sólo es visible a través de mis palabras y mis actos. A veces ni aún así.

12 comentarios:

marichuy dijo...

Jeanne

Joya de valor impagable, me parece.

Feliz viaje

Frabisa dijo...

Querida Jeanne, espero que disfrutes mucho de tu viaje y que cuides esa joya que en nada te desmerece.

un beso, de corazón

A dijo...

Has de cuidarla como lo que es. No todo mundo tiene algo asi de valioso.

Besos en espera
A.

Tanhäuser dijo...

Que disfrutes muchísimo de ese viaje y, por supuesto, cuídame esa joya, ¿de acuerdo?
Besos.

mas de mi que de... lirio dijo...

Yo la siento ¿seré una privilegiada?
Disfruta, descansa y vuelve que aqui te estaré-mos esperando.

besos desde mi alma en calma.

Caminante dijo...

¿Es un músculo, una quimera, una entelequia?... Es todo eso y es la parte de cada uno que nos conecta con el resto de una forma más auténtica y más verdadera que cualquier contrato.

Que disfrutes de tu viaje y hasta pronto.

Besos latentes.

leoriginaldisaster dijo...

bonita joya... esta bien que se cuide:)

muchos besotes!

Ico dijo...

¡¡Bon voyage¡¡

Blau dijo...

Jeanne, cuida tu joya, es de esas que no se pueden sustituir.

Un besote

jordicine dijo...

Besos y que todo vaya bien. Muá.

dintel dijo...

Y que lata la joya, aunque nadie la vea.

Gabiprog dijo...

Sabemos lo mucho que brilla!!

:)

Blog Widget by LinkWithin