jueves, 15 de enero de 2009

La gran suerte es ....Invisible




"No siempre veo el mundo así
o quizás lo veo todo el tiempo y por eso no me doy cuenta"



Suerte, la gran suerte, la verdadera y única es tan invisible como la presencia de espíritus dentro de las casas en los días de tormenta.

Cada día que pasa me doy más cuenta.
Estar vivo, estar bien, es una SUERTE tan grande que no podríamos sostenerla con las manos.

No es que yo lo vea todo rosa, no es que sólo vea el lado positivo de las cosas....es que....a pesar de no ver las noticias en televisión, cada día me entero de desgracias personales tan grandes que no puedo ser pesimista aunque lo intente.

No puedo.
No puedo ser una persona pesimista.
Ahora no puedo porque no tengo derecho.

Tenía derecho a ello la que se ha ido recientemente tras luchar contra su cáncer durante 5 años, la que se ha ido recientemente por un derrame cerebral dejando a 4 niños pequeños.....

Y si ellas y ellos tenían más derecho y sin embargo NO FUERON PESIMISTAS,
¡¡¡¡ cómo demonios vamos a serlo el resto que gozamos de buena salud...¡¡¡¡

Cada día alguien me da una nueva lección de vida...

8 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Sobre esto sólo puedo decirte que así es... Un saludo.

Saúl dijo...

si la suerte es tan invisible.. es posible que no exista..

jordicine dijo...

El pesimismo es lo peor del mundo. Y la suerte... pues no sé. Yo creo que el éxito de todo es del trabajo. Aunque la suerte puede ayudar, claro está. Un beso.

Miss Totem dijo...

Esta claro que a menudo nos quejamos sin razon y por costumbre.
Mucha gente tiene vidas que no parecen vidas y te lo explican asi con una sonrisa.
Y la suerte ? yo si que creo en la suerte y hasta la considero justa porque todos tenemos un poquito.
Luego está la mala suerte, que al igual que su hermana, nos toca tambien a todos.
Nada que hay que pillar todo lo bueno que se nos pase por delante !

Gabiprog dijo...

La voluntad moldea nuestro destino, o eso dicen...

;-)

Buen fin de semana!!

Belén dijo...

Pues si tienes razón, que nosotros tenemos suerte, pero... a veces nos quejamos, no se puede evitar...

besicos

P.D Gracias por el comentario en mi blog

josh dijo...

Una lección de vida que no es otra cosa que una lección de humildad, sobre todo.
No hace mucho hablaba con un vecino cercano sobre los achaques que estaba yo sufriendo últimamente. La conversación derivó en eso, en la salud, la suerte de estar bien, y me quejaba del dinero que te gastas en farmacias...él, con unos cuantos años menos que yo, dos hijos y una alegría envidiable, estaba de acuerdo conmigo, pues su tratamiento lo pagaba el estado debido al importe que suponía mensualmente. Hace pocos años que le han dicho que tiene esclerosis múltiple. Perdona que sea tan gráfico, y hasta soez: se me cayeron los cojones a los tobillos.
Todos podríamos contar algunas historias semejantes que nos pondrían la carne de gallina a poco que te pongas en la piel del protagonista.
Y es cuestión de suerte, es un sorteo...cada día al despertar debería pensar en la suerte que tengo, no paso hambre, no paso frío, tengo coche, trabajo y mi perspectiva de vida, a pesar de haber sido fumador, parece muy alta para la media mundial...
Te pediría perdón por extenderme tanto, pero la culpa es tuya, es lo que tiene hablar en crudo, como tú lo haces.
Gracias por tu visita, pásate cuando quieras.

dintel dijo...

Cada día nos dan más de una lección, el problema es que no somos conscientes y las aprovechamos poco. Suerte (invisible o no) si tú eres capaz de reconocerlas.

Blog Widget by LinkWithin