jueves, 29 de enero de 2009

Premio Bocuse d'Or....se va a Noruega



En tiempos difíciles el arte en forma de comida me resulta bienvenido...

Los participantes del concurso Bocuse d'Or que acaba de celebrarse en Lyon nos ofrecen un tipo de placer poco accesible a un paladar con bolsillos pequeños pero....nada nos impide disfrutar visualmente de los platos como si fueran puro arte.

La contemplación de este plato de carne es una pura delicia para todos los sentidos.

Imagino olerlo
Imagino mirarlo y observar sus formas delicadas
Diría que está muy cerca del Ikebana en versión alimentaria.


Nunca me comería una obra de arte como ésta...es placer visual...de formas..de colores...una composición perfecta que busca un fusión de todos los sentidos...

El ganador de este año ha sido un cocinero Noruego (Geir Skeie) que con tan sólo 28 años ha pintado un paraíso comestible.

8 comentarios:

Gabiprog dijo...

Al menos es un regalo para los ojos!!!

:-O

:-D

dintel dijo...

Pues yo sí que me la comería pues el paladar también disfruta de las obras de arte, y el mío es muy exigente...

oyana dijo...

Es tan bonito que da pena comérselo...

Gil dijo...

Tuve la oportunidad de comer en Tamarillos, en Montpellier, el restaurante de Philippe Chapon, jefe pastelero de Guy Savoy durante muchos años...cocina de flores...cocina de colorido y sabores...una delicia para todos los sentidos...y un acogedor anfitrión que nos hizo firmar en su libro de honor y nos invitó a tomar un aguardiente de las Islas Reunión...Una visita inolvidable...

Miss Totem dijo...

Si te lo miras friamente , la comida es eso, comida, y su funcion es acabar en el estomago de algun mortal. Cierto es que con la comida se puede al mismo tiempo conjugar arte y sabor. Se supone que este arte o presentacion se ha puesto de moda para darle mas prestigio al plato que vamos a comer. Seguro que nos lo comeremos con mas ganas si a mas de estar bueno es bonito. Ya se sabe, se como primero con los ojos !
Pero pero pero.....No siempre es verdad ! En Andorra teniamos un unico restaurante con una estrella michelin. Reconozco que el
cocinero era un gran artista : presentacions preciosas que como dice Oyana hasta te da pena tocarlo. Pero el sabor....no siempre iba de par con la velleza del plato. Y claro, me repito la finalidad del plato es que sea comido y que nos guste !

Blau dijo...

Me gustaría probarlo, a ver si un día me toca.

Un besito dominguero

irene dijo...

La verdad es que da pena estropear una obra de arte así, aunque esté buenísima.
A mí no se me da muy bien el arte, sobre todo este, soy malisima cocinera, sólo me salen bien los brownies, algo es algo.
Un beso, Jeanne.

Saúl dijo...

verdaderamente estos platos son obras de arte… arte efímero, puesto que su objetivo es terminar en los estómagos (pero no por ello, menos arte)…

Blog Widget by LinkWithin